Ir al contenido principal

Tratar la intolerancia a la lactosa puede ser fácil

Si tu cuerpo no tolera la lactosa, no te estreses: el tratamiento es simplemente una cuestión de cómo manejar los síntomas. Es fácil hacerlo una vez que conoces más sobre ello. Te contamos cómo:

Tratar la intolerancia a la lactosa

1. Conoce qué alimentos pueden estar causando el malestar

Nuestro cuadro muestra cuánta lactosa contienen tus postres lácteos favoritos, para que puedas averiguar de dónde puede venir ese problema de panza.

Mira cuánta lactosa tienen tus alimentos »

Lácteos

2. Lleva un registro de cuánta lactosa ingieres

Algunas personas con intolerancia a la lactosa pueden ingerir un poquito de lácteos, especialmente cuando se combinan con otros alimentos. Toma nota cuando ingieras productos lácteos (cuánto, qué tipo y con qué los acompañaste), para determinar cuán tolerante es tu cuerpo.

Haz la prueba En casa »

Comercial BBDO

3. Prueba los productos lácteos LACTAID® sin lactosa

Los productos LACTAID® están enriquecidos con lactasa, para que puedas disfrutar de los productos lácteos naturales de verdad con todas las vitaminas y nutrientes que contienen, pero sin el malestar. Porque la vida es mejor cuando comes bien.

Busca nuestros productos »

Pizza

4. Usa suplementos de lactasa para dejar de sentir el malestar causado por los lácteos antes de que comience.

Los suplementos de lactasa proporcionan esa importante enzima que necesitas para digerir la lactosa de los lácteos. Simplemente toma un Suplementos LACTAID® junto con el primer bocado o sorbo de comida; si la comida dura más de 45 minutos, toma otro. ¡Es el tratamiento ideal donde sea que estés!*

*Esta afirmación no ha sido evaluada por la Administración de Alimentos y Medicamentos. Este producto no tiene como fin diagnosticar, tratar, curar ni prevenir ninguna enfermedad.

Habla con tu médico

5. Díselo a tu profesional de la salud

Si deseas recibir más ayuda sobre cómo manejar los síntomas de la intolerancia a la lactosa, díselo a tu médico en tu próxima visita. Te puede ayudar a comprender qué está sucediendo en tu cuerpo y cómo controlar tu sensibilidad a los lácteos.

Tipos de sensibilidad a los lácteos

Tipos de sensibilidad a los lácteos

Tipos de sensibilidad a los lácteos

Nuestros productos


Leche LACTAID® sin Grasa

Leche LACTAID® sin Grasa

1 2 3 4 5
(77)

Todos los beneficios de la leche de verdad, sin malestar. Leche LACTAID®...

Disponible en:

32 oz, 64 oz, 96 oz
Leche LACTAID® Baja en Grasa al 1%

Leche LACTAID® Baja en Grasa al 1%

1 2 3 4 5
(30)

Disfruta de este refrescante postre bajo en grasa cuando quieras. Obtén todas las proteínas,...

Leche LACTAID® Reducida en Grasa al 2%

Leche LACTAID® Reducida en Grasa al 2%

1 2 3 4 5
(177)

No creerás que es 100% sin lactosa. Recibe nutrientes esenciales como el calcio,...

Disponible en:

32 oz, 64 oz, 96 oz
Leche LACTAID® Entera

Leche LACTAID® Entera

1 2 3 4 5
(70)

Nuestra leche entera es una gran fuente de proteína, calcio y vitaminas...

Disponible en:

32 oz, 64 oz, 96 oz

Páginas

Leche LACTAID® sin Grasa

Leche LACTAID® sin Grasa

1 2 3 4 5
(77)

Todos los beneficios de la leche de verdad, sin malestar. Leche LACTAID®...

Disponible en:

32 oz, 64 oz, 96 oz

Páginas