Ir al contenido principal

¿Tienes preguntas sobre LACTAID®? Lo que sea que te estés preguntando, tenemos las respuestas. Lee las preguntas frecuentes y conoce aún más sobre tu grupo de alimentos favoritos.

Preguntas sobre sensibilidad a los lácteos

Texto de preguntas frecuentes: 

Tus síntomas podrían estar causados por diferentes afecciones (por ej. síndrome del intestino irritable (IBS), intolerancia a la lactosa o alergia a la leche). Haz nuestro examen para ayudarte a determinar si son los lácteos los que te están provocando malestar.

También puedes descargar la Prueba de digestión de lácteos. Ten en cuenta que, si no estás seguro de cómo reaccionará tu sistema digestivo, te recomendamos que hagas la prueba el fin de semana o en cualquier otro momento en que puedas quedarte en casa. Si esta prueba indica que podrías sufrir de intolerancia a la lactosa, deberías hablarlo con tu proveedor de atención médica. Si eres intolerante a la lactosa, la familia de productos LACTAID® puede ayudarte a disfrutar los lácteos sin molestias.

Volver arriba

La sensibilidad a los lácteos es diferente en cada persona. Las personas que producen pequeñas cantidades de lactasa (la enzima que descompone la lactosa) pueden tolerar porciones pequeñas de lácteos y otros alimentos bajos en lactosa. LACTAID® ofrece muchos productos sin lactosa, como leche helado y queso cottage, para que aún puedas disfrutar de los alimentos lácteos que te encantan.

Volver arriba

Con frecuencia se confunde la alergia a la leche con la intolerancia a la lactosa porque algunos síntomas son similares. Pero las dos son muy diferentes. La alergia a la leche es una reacción del sistema inmunológico a las proteínas de la leche. La intolerancia a la lactosa afecta al sistema digestivo, cuando hay insuficiente cantidad de enzima lactasa para descomponer la lactosa.

La alergia a la leche aparece cuando el sistema inmunológico no reconoce a una o más de las proteínas lácteas como inofensivas, y reacciona en contra de ellas. Las dos proteínas lácteas que son conocidas por causar reacciones alérgicas son la caseína y el suero. La caseína y el suero también están presentes en muchos otros alimentos procesados. Los que más riesgos presentan de sufrir de alergia a la leche son los bebés y los niños pequeños, viéndose afectados entre el 2 y 3% de la población mundial. Si bien los síntomas pueden ser severos, es bueno saber que la mayoría de los niños superan la alergia a la leche alrededor de los dos o tres años de edad.

La intolerancia a la lactosa es la incapacidad de digerir un azúcar llamado lactosa, que se encuentra principalmente en la leche y en los productos lácteos. Normalmente, el intestino delgado produce una enzima llamada lactasa, que descompone la lactosa en dos azúcares simples, la glucosa y la galactosa, que se pueden absorber y pasar a la corriente sanguínea. Cuando el organismo no produce suficiente lactasa, la lactosa no es digerida en su totalidad, lo cual puede causar un malestar leve o severo.

Habla con tu médico para obtener información y ayuda personalizadas sobre cómo encontrar el mejor tipo de dieta para ti.

Volver arriba

Las dietas para intolerantes a la lactosa son más fáciles de manejar con los Suplementos Dietéticos LACTAID®. Con los Suplementos Dietéticos LACTAID®, puedes disfrutar de los lácteos en todo momento y lugar. Llévalos contigo dondequiera que vayas para estar siempre listo para comer cualquier comida con lácteos. Los Suplementos Dietéticos LACTAID® se pueden tomar todos los días con todas las comidas y se deben tomar con tu primer bocado o sorbo de lácteo. Conoce más sobre cómo funcionan los suplementos Lactaid®

Volver arriba

Preguntas sobre intolerancia a la lactosa

Texto de preguntas frecuentes: 

La intolerancia a la lactosa es la incapacidad de digerir un azúcar llamado lactosa, que se encuentra principalmente en la leche y en los productos lácteos. Normalmente, el intestino delgado produce una enzima llamada lactasa, que descompone la lactosa en dos azúcares simples, la glucosa y la galactosa, que pueden ser absorbidos en la corriente sanguínea. Cuando el organismo no produce suficiente lactasa, la lactosa no es digerida en su totalidad, lo cual puede causar un malestar leve o severo.

Algunas personas tienen una tendencia mayor a padecer intolerancia a la lactosa. Los grupos que son más sensibles incluyen hispanos, asiáticos, afroamericanos y descendientes de judíos. También afecta más a adultos que a niños, ya que nuestro cuerpo produce menos enzima lactasa cuando envejecemos. Conoce más sobre ¿Qué es la intolerancia a la lactosa?

Volver arriba

Las personas que consumen leche o lácteos pueden experimentar los siguientes síntomas después de consumirlos: molestias en el estómago, gases, inflamación y diarrea.Conoce más sobre las señales y los síntomas de intolerancia a la lactosa.

Volver arriba

La forma más común de intolerancia a la lactosa es causada por la imposibilidad del cuerpo para producir lactasa, la enzima que digiere la lactosa, el azúcar que se encuentra en la leche. Cuando uno es pequeño, el cuerpo produce mucha lactasa, que es muy importante para los bebés, ya que obtienen casi todos los nutrientes de la leche.

En algunas personas, el cuerpo comienza a producir menos lactasa con el paso del tiempo, lo cual causa complicaciones en la edad adulta. Si el cuerpo deja de producir lactasa completamente, digerir los productos lácteos puede causar mucho malestar.

Volver arriba

Un diagnóstico de intolerancia a la lactosa puede ser difícil de determinar solo a través de los síntomas, ya que otras afecciones pueden causar síntomas similares. La mejor forma de confirmarlo es a través de pruebas específicas solicitadas por tu médico. Si no eres intolerante a la lactosa, las pruebas pueden señalar otras afecciones que pueden estar causando tu malestar.

 

La prueba de autodiagnóstico más común para medir la absorción de lactosa en el sistema digestivo es la prueba de digestión de lácteos [ß URL TBD]. Si esta prueba indica que podrías sufrir de intolerancia a la lactosa, deberías confirmar el diagnóstico con tu doctor. Si lo desea, tu médico puede realizarte una prueba de hidrógeno en el aliento para diagnosticar la intolerancia a la lactosa.

Volver arriba

Sí. Algunos niños también pueden sufrir de intolerancia a la lactosa. Si sospechas que tu hijo puede ser intolerante a la lactosa, díselo a tu proveedor de atención médica.

Conoce más sobre cómo la leche también puede provocar malestar en los niños.

Volver arriba

Aunque no existe cura para la intolerancia a la lactosa, es muy fácil de tratar.

Los mejores métodos son:

  1. Saber qué productos contienen lactosa. Ten en cuenta que algunos alimentos lácteos tienen menos lactosa y se toleran mejor que otros, como el yogur y otros productos lácteos fermentados, y los quesos duros y añejados.
  2. Usar los productos de marca LACTAID® para disfrutar de los lácteos que te gustan sin sentir malestar.
Volver arriba

Comer bien con intolerancia a la lactosa no significa dejar de comer lácteos. Simplemente significa saber cómo manejarlo y planear de antemano cuando sales a comer afuera y tienes eventos sociales.

Deberás leer sobre cuánta lactosa tienen los productos lácteos comunes y reemplazar tus favoritos por la versión sin lactosa, como la leche, el queso cottage y el helado LACTAID®.

Para esos momentos en que estás en un restaurante o una fiesta y deseas darte un gusto, ¡adelante! Mantén los suplementos LACTAID® a mano y toma uno con el primer sorbo o mordisco de lácteo.

Los lácteos no deben ser un problema. Conoce cómo comer bien, incluso cuando eres intolerante a la lactosa.

Volver arriba

Buenas noticias: no tienes que dejar de comer lácteos. LACTAID® ofrece leche sin lactosa, helado sin lactosa y queso cottage sin lactosa, entre otros productos. Disfruta de tus favoritos sin pensarlo dos veces.

También ofrecemos suplementos dietéticos LACTAID® para ayudarte a disfrutar de todos los lácteos que te gustan, en cualquier momento y lugar. Estos suplementos contienen lactasa, la enzima natural que te ayuda a digerir la lactosa. Tómalos con tu primer bocado o sorbo para evitar síntomas de gases, inflamación y diarrea.

Volver arriba

Preguntas sobre Nutrición LACTAID®

Texto de preguntas frecuentes: 

Los productos LACTAID® contienen lactasa, una enzima natural que ayuda a descomponer la lactosa (el azúcar presente en los alimentos lácteos tales como la leche, el helado o el queso) en dos azúcares simples (galactosa y glucosa) que son de fácil digestión. Si la lactosa no se digiere correctamente, puede provocar gases, inflamación, dolor estomacal y/o diarrea. Los productos LACTAID® pueden ayudar a aquellas personas que tienen sensibilidad a los lácteos a causa de la lactosa a digerir esos productos sin molestias.

Volver arriba

1 porción por día = 1 taza (8 onzas líquidas) de leche, 1 1/2 onzas de queso o 8 onzas de yogur. Los niños (de más de 10 años) y los adultos deberían consumir al menos tres porciones por día, los niños de hasta nueve años deberían consumir dos porciones de lácteos por día.

Volver arriba

Los productos LACTAID® pueden ser utilizados por cualquier persona que tenga dificultad para digerir la lactosa en los alimentos lácteos. Las mujeres embarazadas o en período de lactancia deben conversar sobre lo que su dieta debe incluir, por ejemplo, los alimentos lácteos, con su doctor.

Volver arriba

Los productos Lactaid son lácteos de verdad, enriquecidos con lactasa, lo cual significa que la lactosa ya está descompuesta. Son naturales, deliciosos y fáciles de digerir.

Para obtener las listas de ingredientes sobre productos LACTAID® individuales, vista nuestra página de productos.

Volver arriba

Preguntas sobre la Leche LACTAID®

Texto de preguntas frecuentes: 

La leche LACTAID® tiene el mismo sabor que las otras marcas, si bien algunas personas notan un sabor ligeramente más dulce. Esto se debe a que la lactosa ya se encuentra descompuesta en dos azúcares de fácil digestión, que son más dulces.

Volver arriba

La leche LACTAID® es 100% leche de verdad. La leche LACTAID® contiene todos los nutrientes presentes en la leche regular, como el calcio, las vitaminas A, D y B12, el potasio, la riboflavina y las proteínas. La leche LACTAID® tiene el mismo sabor que las otras marcas, si bien algunas personas notan un sabor ligeramente más dulce. Esto se debe a que la lactosa ya se encuentra descompuesta en otros dos azúcares de fácil digestión, la glucosa y la galactosa.

Volver arriba

No. La leche LACTAID® viene de vacas que no son tratadas con hormonas de crecimiento artificial (rbGH/rbST). No se ha comprobado ninguna diferencia significativa entre la leche que deriva de vacas con tratamiento de rBST, y otras sin tratamiento.

Volver arriba

La leche LACTAID® es ultra-pasteurizada, lo que permite que dure más tiempo si está debidamente refrigerada. Este proceso no afecta el gusto ni los valores nutricionales de la leche. Una vez abierta, la leche LACTAID® debe consumirse dentro de una semana para disfrutar óptimamente de su sabor.

Volver arriba

¡Por supuesto! La leche LACTAID® es leche de verdad y puede usarse para cocinar y hornear. Para obtener ideas de recetas, revisa lacolección de recetas LACTAID®.

Volver arriba

Nuestra leche fortificada con calcio contiene el 20% más del valor diario de calcio, ¡para que puedas obtener el 100% de la cantidad diaria recomendada en solo dos vasos!

Volver arriba

Puedes congelar la leche LACTAID®; sin embargo, no lo recomendamos.

Volver arriba

Preguntas sobre los Suplementos Dietéticos LACTAID®

Texto de preguntas frecuentes: 

Los Suplementos Dietéticos LACTAID® se deben tomar cada vez que consumes productos lácteos. Se pueden tomar todos los días con todas las comidas y se deben tomar con tu primer bocado o sorbo de lácteo. Tómalos según se indique en el paquete. Si continúas ingiriendo lácteos luego de 30 a 45 minutos, toma otro suplemento.

Esta afirmación no ha sido evaluada por la Administración de Alimentos y Medicamentos. Este producto no tiene como fin diagnosticar, tratar, curar ni prevenir ninguna enfermedad.

Volver arriba

Los Suplementos Dietéticos LACTAID® deben tomarse con el primer bocado o sorbo de lácteo para obtener los mejores resultados. Si los tomas muy pronto o muy tarde después de consumir lácteos, el resultado es menos efectivo.

Esta afirmación no ha sido evaluada por la Administración de Alimentos y Medicamentos. Este producto no tiene como fin diagnosticar, tratar, curar ni prevenir ninguna enfermedad.

Volver arriba

Puedes tomar Suplementos Dietéticos LACTAID® cada vez que consumes productos lácteos. Los Suplementos Dietéticos LACTAID® pueden usarse con cada comida y cada refrigerio, todos los días.

Esta afirmación no ha sido evaluada por la Administración de Alimentos y Medicamentos. Este producto no tiene como fin diagnosticar, tratar, curar ni prevenir ninguna enfermedad.

Volver arriba

Según el alimento que estés comiendo y cuánta lactosa tenga, junto con la sensibilidad a la lactosa, deberás tomar 1 o más suplementos con tu primer bocado o sorbo de lácteo, según se indique en el paquete. Si continúas ingiriendo lácteos luego de 30 a 45 minutos, te recomendamos tomar otra dosis.

Esta afirmación no ha sido evaluada por la Administración de Alimentos y Medicamentos. Este producto no tiene como fin diagnosticar, tratar, curar ni prevenir ninguna enfermedad.

Volver arriba

Los niños mayores de 4 años pueden tomar los suplementos todos los días, cada vez que consuman productos lácteos. Conoce más sobre la intolerancia a la lactosa en niños y cómo la leche también puede provocar malestar.

Esta afirmación no ha sido evaluada por la Administración de Alimentos y Medicamentos. Este producto no tiene como fin diagnosticar, tratar, curar ni prevenir ninguna enfermedad.

Volver arriba

Los Suplementos Dietéticos LACTAID® contienen una enzima lactasa natural que ayuda a descomponer la lactosa.

Esta afirmación no ha sido evaluada por la Administración de Alimentos y Medicamentos. Este producto no tiene como fin diagnosticar, tratar, curar ni prevenir ninguna enfermedad.

Volver arriba

Sí. Los Suplementos Dietéticos LACTAID® contienen una enzima lactasa natural y tienen un excelente perfil de seguridad. Se digieren junto con los alimentos y no se quedan en el cuerpo. Los Suplementos Dietéticos LACTAID® deben ingerirse de acuerdo con las indicaciones del paquete.

Esta afirmación no ha sido evaluada por la Administración de Alimentos y Medicamentos. Este producto no tiene como fin diagnosticar, tratar, curar ni prevenir ninguna enfermedad.

Volver arriba

Preguntas sobre la marca LACTAID®

Texto de preguntas frecuentes: 

En LACTAID®, creemos que comer lácteos debe ser divertido y placentero. Nuestros productos lácteos sin lactosa tienen todos los mismos nutrientes y proteínas que los lácteos normales, pero sin la lactosa que te provoca molestar.

Volver arriba

La marca LACTAID® ofrece una variedad de productos fabricados con 100% lácteos de verdad, sin lactosa, entre los que se incluyen leche, queso cottage y helado. Además, ofrecemos Suplementos Dietéticos LACTAID®, que facilitan la digestión de los productos lácteos. Vienen en forma de pastilla o tableta masticable.

Volver arriba

Todos los productos LACTAID® son kosher, han sido certificados por la Unión Ortodoxa y pueden usarse todo el año, excepto durante la Pascua Judía.

Volver arriba

La mayoría de los productos LACTAID® no contiene gluten. Los únicos productos LACTAID® que contienen gluten son el Helado LACTAID® de Galletas con Crema y el Helado LACTAID® de Budín de Chocolate y Baya.

Volver arriba

Como los productos LACTAID® son lácteos de verdad, sin la lactosa que te provoca molestar, no deberías experimentar efectos secundarios. Si sigues experimentando síntomas como inflamación, gases o molestia estomacal, deberías comunicarte con tu profesional de la salud, ya que podrías sufrir de otra afección.

Conoce más sobre las causas comunes de la sensibilidad a los lácteos.

Los suplementos LACTAID®, cuando se toman según lo indicado, no deberían producir efectos secundarios. Lee la etiqueta antes de usarlos.

Conoce más sobre los suplementos LACTAID®.

Volver arriba

Preguntas sobre cómo comprar LACTAID®

Texto de preguntas frecuentes: 

¿Has probado nuestro localizador de tiendas para encontrar dónde comprar los productos LACTAID® en tu área? Si no encuentras el producto LACTAID® que buscas, pregúntale al gerente de la tienda para que puedan pedirlo. Por lo general, las tiendas comienzan a comercializar un producto si sus clientes lo solicitan.

Prueba nuestro localizador de tiendas.

Volver arriba

Si no encuentras el producto LACTAID® que buscas, pregúntale al gerente de la tienda para que puedan pedirlo. Por lo general, las tiendas comienzan a comercializar un producto si sus clientes lo solicitan.

Volver arriba

Lamentamos informarte que este producto ha sido discontinuado. Este retiro del mercado solo afecta al yogur LACTAID™. Nuestros otros productos lácteos 100% sin lactosa siguen estando disponibles. ¡Visita nuestra página "Dónde comprar" para encontrar productos lácteos LACTAID® cerca de tu ubicación!

Volver arriba

Lamentamos informarte que este producto ha sido discontinuado. Este retiro del mercado solo afecta a la Leche LACTAID® Baja en Grasa 70% Sin Lactosa. Nuestros otros productos lácteos 100% sin lactosa aún están disponibles. Visita nuestra página "Dónde comprar" para encontrar Leche LACTAID® Baja en Grasa en un minorista cercano.

Volver arriba

Debido a la preferencia de los consumidores, se tomó la decisión de no continuar con la fabricación del Helado LACTAID® de Fresas con Crema. Agradecemos tu fidelidad al producto. Mira nuestros 2 nuevos sabores de Helado LACTAID® - Chips de caramelo salado y Budín de chocolate y baya!

Volver arriba

Puedes imprimir cada cupón una sola vez. Asegúrate de que tu impresora esté encendida y conectada antes de imprimir.

Volver arriba